Desde hace tiempo, Toscano apuesta por la sostenibilidad y las energías renovables como apuesta de futuro y presente.

Damos un paso más con el uso de embalajes más sostenibles y respetuosos con nuestros bosques. La mejor forma de garantizar este proceso es utilizando un sistema de certificación forestas, os contamos en qué consiste.

Certificación Forestal

Los sistemas de certificación forestal garantizan la buena gestión de los montes desde el punto de vista social, ambiental y económico, así como la trazabilidad de los productos derivados de los mismos.

Nuestro nuevo packaging cumple con las dos certificaciones más conocidas a nivel internacional FSC y PEFC.

Certificación FSC

FSC es una asociación no gubernamental formada por representantes de grupos sociales y ambientales, de comerciantes de la madera y forestales, organizaciones de pueblos indígenas, grupos comunitarios de forestales y organizaciones certificadoras de productos forestal es de todo el mundo.

Toda la madera utilizada en el proceso de fabricación proviene de un bosque certificado de acuerdo a los principios establecidos por esta certificación. Estos habrán de seguir unos criterios estrictos a nivel ambiental, social y económicos.

Certificación PEFC

El Sistema Paneuropeo de Certificación Forestal nace como una iniciativa del sector privado forestal europeo.

Se basa en los criterios acordados en las conferencias europeas interministeriales sobre protección de bosques de Helsinkiy Lisboa.

Está formado por organizaciones nacionales, con un total de 35 países a nivel mundial. Entre ellos, la mayor parte de los países de la Unión Europea, España entre ellos, y otros de fuera de Europa como Canadá y Australia.

Una vez más en Toscano apostamos por el cambio y estamos llevando a cabo un proceso de adaptación de todos nuestros sistemas productivos, organizativos y de producto para hacer que el impacto generado al medio ambiente sea mínimo.